IU-GANAR MULA DENUNCIA QUE EL CONTRATO CON AQUALIA ES NULO DESDE 1993

IU-GANAR MULA DENUNCIA QUE EL CONTRATO CON AQUALIA ES NULO DESDE 1993

Este artículo forma parte de nuestra revista Nro 37 recién editada.

Seguimos 

El ordenamiento jurídico establece como competencia exclusiva del municipio el suministro de agua, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales (art 25 de la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases de Régimen Local).  En el caso de Mula este servicio lo presta desde 1982 una empresa  que anteriormente era SOGESUR S.A. y actualmente su actividad esta dentro de FCC AQUALIA S.A. Hace 36 años que esta empresa gestiona el servicio público del agua y a lo largo de estos años se han ido añadiendo nuevos servicios como es el de alcantarillado, gestión de cobro del servicio de basuras, cláusulas de déficit hídrico etc…

El contrato con esta empresa se ha ido renovando en 1992 y 2002, esta última renovación por un periodo de 20 años. Desde la adjudicación inicial no ha vuelto a abrirse la posibilidad de otro tipo de gestión del servicio como sería la municipal, o si quiera a otra empresa ya que se les ha ido prorrogando el contrato unas veces con la base que establecía el contrato (pliego de condiciones) y otras haciéndolo al margen de estas.

 

Hecho análisis de la situación planteamos al pleno una moción en marzo de 2017 para la revisión de este servicio, basándonos en las irregularidades observadas. Hasta día de hoy no se ha hecho nada al respecto y hace más de 1 años. Ante esta pasividad del equipo de gobierno hicimos un análisis jurídico más completo y volvimos a presentar una moción concretando las siguientes irregularidades:

  • El contrato deviene nulo desde 1992, cuando es denunciado por el Ayuntamiento, pues esa prórroga ya no se debería de haber hecho ya que el contrato estaba extinto en virtud de esa

 

  • El acuerdo por el que se concede la prórroga de 20 años el 1 de agosto de 2002 es nulo de pleno derecho por no estar previsto en el Pliego de Condiciones del contrato y no cumplir con ninguno de los requisitos necesarios para ser concedida dicha prórroga.

 

  • En caso de ser considerado como modificación de las condiciones del contrato, también debe ser considerado nulo el acuerdo por no poder alterarse, por vía de modificación del contrato, aspectos esenciales del mismo como es su duración y las demás modificaciones que se hacen (relativas al objeto del contrato, las tarifas del servicio, el canon del Ayuntamiento y la concesión del nuevo servicio de alcantarillado), ya que ello varía sustancialmente las  bases  que  dieron  lugar  a  la  adjudicación  inicial  del contrato y supone una clara contradicción con los principios de publicidad y libre concurrencia que deben presidir la contratación pública.

 

Pues bien, el pasado 2 de enero del presente año planteamos una moción para que desde los servicios jurídicos propios del ayuntamiento se emitiera informe al respecto de lo planteado por Izquierda Unida en su moción. Lo que planteamos en esta moción es bastante importante ya que estamos diciendo que desde el propio ayuntamiento se ha actuado de manera incorrecta y para ello se debe hacer una revisión de los actos nulos que se hicieron en anteriores corporaciones.

 

A día de la publicación de esta revista no hemos recibido informe alguno ni se ha actuado con la responsabilidad que requiere el tema ya que no hacer nada ante una posible irregularidad esta tipificado incluso como delito. Es por eso que nuestro sentido de la responsabilidad nos lleva a seguir denunciando estas irregularidades y si desde los servicios del ayuntamiento no se actúa en este sentido y se toman tan en serio como merece este asunto, debemos seguir por otras vías como es la judicial denunciando estas irregularidades cometidas.

 

El servicio de suministro de agua y saneamiento de alcantarillado nos cuesta a todos los muleños 2.400.000€ y nos parece una irresponsabilidad no realizar una fiscalización exaustiva del mismo y  pretender una mayor eficiencia en la gestión de estos servicios. De sobra es sabido que nosotros apostamos por una gestión pública de este servicio ya que está demostrado e informado por el Tribunal de Cuentas que es  un 20% más eficiente y por tanto nos costará menos a los muleños.