8Marzo Una jornada feminista cargada de futuro

8Marzo Una jornada feminista cargada de futuro

Este artículo forma parte de nuestra revista Nro 37 recién editada.

Seguimos 

Han pasado menos de 72 horas desde que vivimos con intensidad las movilizaciones feministas en el mundo y especialmente en nuestro Estado, desde que vivimos nuestro día más histórico en lo que llevamos de siglo, con multitudinarias manifestaciones que han desbordado las calles de nuestras ciudades de lucha y reivindicación por los derechos de las mujeres, en definitiva, hemos llenado las calles de FEMINISMO.

Aún hoy nos invade la euforia, las emociones y sensaciones vividas. Las imágenes de las avenidas y calles con miles y miles de mujeres, este gran éxito social, no debe hacernos olvidar que ha sido posible por todas aquellas compañeras feministas que cada 8 de marzo han salido a la calle, realizando estos mismos recorridos, en muchos casos, sin ninguna cobertura, sin masivas asistencias, invisibilizadas por los medios de comunicación y por gran parte de la sociedad; esas que a pesar de las dificultades y desplantes sufridos nos abrieron camino; así como el recuerdo de las mujeres que no están ya con nosotras, pero que sin duda se hubieran sentido orgullosas de nuestra lucha y de nuestra jornada repleta de éxitos.

Las mujeres somos una parte insustituible del futuro que queremos transformar. Este 8 de marzo formará parte de la historia, una historia que se perpetuará en las hemerotecas, los grandes titulares de la prensa española e internacional así lo han plasmado, somos y seremos la punta de lanza que nos llevará a la revolución feminista y a la construcción de un nuevo país.

Este éxito no va a conllevar bajar la guardia por nuestra parte, muy al contrario, salimos con más fuerza, para reclamar la deconstrucción de la cultura de la desigualdad, de todos y cada uno de los lugares donde el patriarcado está instalado.

Salimos con más fuerza:

  • para exigir a todos los Gobiernos(Estatal, autonómicos, locales,…), que se dejen de declaraciones de principios y empiecen a imprimir con “tinta violeta” los Boletines Oficiales; que se comprometan con políticas reales, por la igualdad real y contra la violencia patriarcal.
  • para exigir a todas las organizaciones sindicalesque sitúen la igualdad de oportunidades, la igualdad salarial, de acceso y promoción de las mujeres, en todas las plataformas reivindicativas, en todas las mesas de negociación, en todos los convenios colectivos que firmen, en todos los pactos y acuerdos que alcancen.
  • para exigir a todos los partidos,que asuman la igualdad de mujeres y hombres como elemento básico de democracia, que incorporen a las mujeres a sus “órganos/responsabilidades de decisión”, que se acostumbren a sentirse representados por ellas/por nosotras.
  • para exigir a instituciones, organizaciones políticas, sindicales, académicas, sociales, culturales,…que apliquen la paridad real, que eliminen sus hábitos patriarcales de sus estructurasque dejen de utilizar el “corporativismo masculino” para eliminar las conductas machistasque dejen de ser cómplices y/o consentidores de la violencia machista de sus colegasque dejen de mirar para otro lado ante los acosos y agresiones sexuales en el seno de sus organizaciones/instituciones; que dejen, en definitiva, de predicar una cosa y hacer otra.

Desde el Área de la Mujer de IU seguimos comprometidas con el mensaje de esperanza y firmeza de este 8M e instamos a aunar la voz de las mujeres para continuar luchando sin tregua contra el sistema capitalista y patriarcal; y construir un nuevo modelo social, justo, democrático e igualitario.

La revolución será feminista o no será